El miércoles comienza la venta de marihuana en las farmacias de Uruguay

El miércoles comienza la venta de marihuana en las farmacias de Uruguay

El miércoles comienza la venta de marihuana en las farmacias de Uruguay

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) informó que la venta de marihuana en las 16 farmacias adheridas al sistema -las cuales cumplen con todos los requisitos exigidos por la Ley- se iniciará el miércoles 19 de julio.

El Parlamento uruguayo sancionó el 10 de diciembre de 2013 la ley que transformó a Uruguay en el primer país del mundo en tener un mercado legal de marihuana desde su siembra hasta su venta al público en las farmacias.

"Se dispensarán flores de cannabis -cogollos- envasados en estado natural, desecadas, sin moles ni prensar", según detalló la institución.

En medios locales trascendió que una las principales cadenas de farmacias de Uruguay, San Roque, habría dado marcha atrás y no se sumaría al registro oficial de locales que venderán marihuana regulada por el Estado al considerar que el proceso ha sido "desprolijo".

Las personas que se hayan inscrito en los registros del Gobierno para comprar cannabis, no tendrán que presentar documento alguno al momento de adquirir el producto en los locales establecidos.

"El Gobierno de ninguna manera promueve el consumo pero sí la adhesión al sistema de quien ha decidido libremente ser usuario y consumir cannabis", dijo hoy el presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND) del país, Juan Andrés Roballo.

La hierba se ofrecerá en presentaciones de 5 o 10 gramos a un costo aproximado de 1,30 dólares el gramo. El listado completo de las farmacias habilitadas, y su ubicación, será dado a conocer el mismo 19 de julio.

Las farmacias de Uruguay comenzarán a vender marihuana para uso recreativo el próximo miércoles a más de 4.700 personas que se han registrado como consumidores. Por otro lado, tres de cada 10 inscriptos son mayores de 45 años.

Respecto a la dimensión vinculada al nivel educativo, se observa que 4 de cada 10 personas registradas alcanzó el nivel terciario (universitario), mientras que 6 de cada 10 personas tienen como máximo, nivel secundario de estudios. También se plantea cumplir con el derecho de las personas a ser usuarias y a contar con información acerca de los efectos del cannabis.

Related news